// //
 

Cómo alejar los nervios al organizar la boda

Cómo alejar los nervios al organizar la boda

Es algo innato a muchas novias. Están tan pendiente de todo y de todos ese día para nada falle y todo salga perfecto, que puede que los nervios nos jueguen una mala pasada. Para que eso no te pase, te damos los mejores consejos para disfrutar preparando ese día tan especial y no preocuparte más de la cuenta

Si ya con los preparativos de la boda la novia es un manojo de nervios, los días más cercanos al enlace no iba a ser menos. La novia se encuentra en un momento que siente la necesidad de tener todo bajo control para que todo salga perfecto y todo el mundo disfrute y se lo pase bien. Sin embargo, muchas veces se olvida de ella misma.

Quieres que todo sea especial. Y todas esas preocupaciones no hacen más que consumir tu energía y hacer que te pongas nerviosa. ¿El resultado? No vivirás tu boda como debe ser, ni siquiera desde los mismos preparativos, y te arrepentirás cuando acabe. Así, que antes de que eso suceda, déjanos que te demos una serie de consejos:

No todo saldrá perfecto y no pasa nada

Sabemos que hoy en día tienes exceso de información e ideas maravillosas… ¡Y las quieres todas! Pero tener mil ideas o rincones no definirán el éxito de tu boda. Lo mejor es que te centres en una sola idea y hagas tu boda alrededor de ese concepto con la mejor de tus ilusiones. Nadie irá a calificar tu boda ni a comentarte qué ha faltado o qué ha sobrado.

Déjate ayudar y delega

Es cierto que puede que tu lo lleves mucho mejor y lo tengas todo controlado y tu novio sea un desastre, pero para no morir en el intento con tantas cosas, lo mejor es organizarte y saber pedir ayuda cuando se aproxima el caos. Delega y deja que tu familia o amigos te ayuden a la hora de reservar el viaje, ayudarte con el transporte de la boda o cerrar la barra libre con el restaurante. En lugares como el nuestro te ofrecemos un servicio de wedding planner para ayudarte con todos los preparativos.

No podrás controlar todo

Es imposible controlarlo todo en esta vida, y en una boda no iba a ser menos. Ten en cuenta que lo más seguro es que haya imprevistos que no podrás controlar. Por ello, lo mejor es ser flexible, resolutiva y no dejarte llevar por el desánimo en esos momentos.

No te eches la culpa

Al final no todo ha salido como esperaba. Pero ¿la boda ha estado bien y todos habéis disfrutado? Pues eso es lo más importante. Cuando algo no salga como esperabas, en lugar de echarte la culpa por ello usa tu responsabilidad. No te presiones. El día de la boda vas a ser el más feliz hasta con imprevistos de última hora.



WhatsApp chat