// //

¿Cómo quieres que sea la decoración de tu boda?

¿Cómo quieres que sea la decoración de tu boda?

Facebooktwitterpinterestmail

Cada vez se lleva más eso de preocuparse por la decoración de la boda. Los novios se fijan en esos pequeños detalles para que ese día esté todo perfecto. ¿Aún no sabes cómo será la decoración de tu enlace? No te preocupes, estamos para ayudarte

Para guiaros, desde Casas de Luján te damos unos consejos, sencillos pero muy importantes, para tener esa decoración con la que siempre has soñado.

¿Cómo es vuestro estilo?

Seguro que es el factor más importante, pues vosotros sois los principales artífices de este gran día y de todos sus detalles. Sin embargo, a veces nos cuesta saber qué estilo nos gusta o cuál nos identifica más, y caemos en el error de tocar varios palos sin centrarnos en ninguno. Por ello, es conveniente identificar los gustos personales, más aún si los vuestros no coinciden. Lo mejor sería buscar un punto intermedio y, sobre todo, aprender a ceder.

Así, no dejéis que vuestros familiares y amigos influyan significativamente en este aspecto, pues es fácil que, con tantas opiniones a la espalda, acabéis por modificar vuestro propio estilo.

Es esencial también tener en cuenta a vuestros proveedores, y que te den la libertad necesaria para crear tu boda soñada.

¿Dónde os casáis?

No es lo mismo optar por una decoración muy clásica si el enlace se hará en un entorno natural y con un carácter informal y familiar. Como que “no pega mucho”. Además, ese lugar responde a vuestra personalidad y vuestro estilo. Intentad adaptaros al lugar para decorar vuestra boda, sin olvidar ese toque personal que llenará de vida propia el espacio.

Las opciones son múltiples y vuestro estilo de boda beberá de la situación de la misma.

El lugar es relevante, pero está estrechamente relacionado con el entorno en el que se sitúa. Los paisajes influyen y cambian drásticamente si nos encontramos en una ciudad o en plena naturaleza. En este sentido, diseñar una decoración acorde es una buena idea para mimetizarse con el panorama.

En el caso de que os caséis en un entorno rural como el nuestro, aprovechad los nuevos estilos, como boho chic o rural chic, que tanto triunfan y que abren sus puertas a diferentes variaciones personales. En ellos, se utilizan elementos propios de contextos campestres, acicalados con una chispa sofisticada, que ofrecen una sensación acogedora, personalizada y repleta de buen gusto. En este tipo de decoraciones, la iluminación tenue y cálida tiene un papel muy relevante.

También están de moda las ambientaciones vintage, recuperando elementos del pasado para decorar la escena, como furgonetas hippies, máquinas de escribir, bicicletas antiguas y colores pastel.

En cualquier caso, entorno, lugar y estilo personal forman un todo que pone las bases de la decoración final.

El mes de vuestra boda

Es de vital importancia aprovechar las virtudes que engrandecen cada una de las estaciones del año. A través de ellas es fácil imaginar qué elementos inclinarán la decoración de la boda en una u otra dirección. Aunque el estilo no tiene por qué relacionarse con la estación, cada una de ellas tiene su propia personalidad y permite revitalizar el estilo que teníamos pensado.

Si os casáis en invierno, la Navidad puede contextualizar la boda, así como la nieve, los pinares, las casas de madera en mitad de la montaña, las piñas… En primavera las flores cobran especial protagonismo y llenan la celebración de frescor y color, aprovechando los espacios abiertos. Por su parte, en verano, esa decoración vegetal y los colores tenues son los reyes de la decoración.

El aire romántico del otoño encaja con los colores que nos recuerden a la tierra y sus elementos como el verde oliva, el azul oscuro o los burdeos.

¿Con qué presupuesto contáis para la partida de decoración?

Cuando tengas claro cómo quieres que sea la decoración en la boda, así como los profesionales que te ayudarán a cubrir tus necesidades en la medida de lo posible, tendrás que valorar todo el conjunto para que entre dentro del presupuesto. Es importante porque el precio variará según las temáticas o los elementos escogidos para el evento.

Si no cuentas con un presupuesto muy elevado, recurre al DIY (Do It Yourself) y elabora tus propias decoraciones. Aunque siempre recomendamos a los profesionales para esta clase de aspectos de una boda, pues no deben hacerse a la ligera, siempre es mejor contar con algún tipo de decoración para imprimir personalidad a la boda.

Si, por el contrario, el aspecto económico no es un problema para vosotros, trabajaos una decoración que refleje exactamente lo que buscáis, pero no caigáis en el exceso y la combinación excesiva de estilo por falta de conocimientos sobre el tema. En ese caso, siempre es positivo contar con el consejo de profesionales, siempre y cuando te dejen llevar la voz cantante o, al menos, participar activamente.


Facebooktwitterpinterestmail


WhatsApp chat